16
Sep

EL LUGAR DE LAS CASAS

Traducción y adaptación del texto de:
Charles Moore, Gerard Allen y Donlyn Lyndon, 1974. The Place of Houses.

Dedicado afectuosamente a mi querido amigo HAROLDO MONTAGU en su 39* aniversario

EL LUGAR DE LAS CASAS
Charles Moore, Gerard Allen y Donlyn Lyndon, 1974.

Ha llegado el momento de hacer una especie de exploración, que permita identificar aquellas decisiones a tomar, por quienes desean invertir en su casa, los cuidados que le darán vida como centro de su mundo.

 

Casa de Cristal – mies van der rohe
Ville Savoye – Le corbusier
La Falda – Cordoba – Wladimiro Acosta
Casa de la Cascada – Frank Lloyd Wright
Sea Ranch – Charles Moore
Villa Mairea – Alvar Aalto

Hay muchos libros excelentes que describen con detalle las técnicas de construcción de una casa para mantenerla fuerte e impermeable, y nosotros no vamos aquí a repetir esas descripciones. En lugar de ello, nos limitaremos a describir las opciones que exigen de ti un juicio de valor.

El interés es el enemigo natural del estereotipo, como el estereotipo lo es del interés. Por eso tenemos que dar todos los rodeos que sean necesarios para evitar incluso estereotipos como «cuarto de estar», no sea que alguien pregunte: «¿qué haces ahí?», y respondas, «vivo».

Para identificar los componentes de tu casa, los hechos que restringen o estimulan las opciones, las opciones mismas que se te ofrecen, su importancia para ti y la interferencia con otras opciones, para todo eso hemos elaborado las listas que van a continuación y que siguen determinados caminos. Son los caminos practicados a través de tu casa por el agua, el aire, el papel, los alimentos, los platos, la ropa de vestir y la ropa de casa, la electricidad, los coches y otros objetos. Después enumeraremos los caminos seguidos por (y de los que se apartan) los adultos y los niños de tu familia, los invitados, los criados, los ladrones y los animalitos domésticos. Finalmente, describiremos los caminos que recorre la mente y la imaginación. Todos ellos pueden ser etiquetados y registradas sus intersecciones.

La respuesta que des, no definirá un «plan» para tu casa, sino que servirán como prueba para contrastar con los procedimientos que se emplean en la agrupación de habitaciones y dominios de máquinas y en su acoplamiento al lugar. Inevitablemente habrá conflictos que puedes resolver en favor de aquello que para ti sea más importante.

Habrá también ambigüedades, que quizá te gusten. Pero no debes hacer trampas con las opciones ni tomar atajos. La consecuencia de los atajos es el estereotipo.

Por tanto, enumeraremos así los caminos de las cosas, las personas y la imaginación:

Agua.
Aire.
Papel-Alimentos-Vajilla
Ropa de vestir y de casa.
Electricidad.
Polvo-Autos-Otros Objetos.
Adultos – Niños – Invitados – Asistentes – No Invitados – Animales – Imágenes

En la primera lista figura, tras una descripción de cada elemento, un conjunto de opciones (en cursiva) referentes a la habitación para que contrastes tu decisión y aprecies su importancia. Junto a la mayoría de las opciones especificamos las dificultades, limitaciones, oportunidades especiales, equipamiento normal y dimensiones estándar que están relacionadas con esa opción.

[Cliquea en los caminos de tu interés para ir a ellos]